Cómo hacer una torta

Para abordar el tema, nunca falta en una mesa a la hora de ovacionar una conmemoración, algunas veces se hacen por encargos, otras se comparen motivado por un ascenso, promoción o éxito empresarial, lo cierto que son conocidas a nivel mundial.

La torta casera ha sido, es será y será bienvenida siempre donde se ponga, de infinitos sabores, formas y tipos, hasta existen concursos para escoger la de mejor sabor, o textura o creatividad al hacerlas, hay programas consagrados a ellas.

Un poco de historia sobre las tortas

Muchos invenciones y leyendas sobre el umbral de ellas, tales como por qué se soplan las velas, porque son redondeas, cual es el motivo de picarlas en los cumpleaños? Estas interrogantes y otras que puedan surgir, no tendrán una respuesta concisa, solo especulaciones.

Probablemente, data desde años antes de Cristo, quizás, desde la época de los faraones; se cree que estos organizaban fiestas cada vez que un familiar de la realeza cumplía años, costumbres que solo se le permitía a hombres ricos y poderosos en la época.

Los Grecos tenían por creencia que un espíritu acompañaba al cumpleañero en su día de nacimiento, y este debía compartirle una torta para evitar que le fastidiara su celebración, esto más que todo por motivos de superstición.

También se dice que los caritativos deseos de los conocidos y amistades en ese día, alejaban los malos espíritus y sus maleficios no tenían efecto ante el cumpleañero. Igual al soplar las velas, este podía pedir deseos que ayuden a mejorar su estado o situación.

En las siguientes líneas, leerá como prepararlas, o por lo menos una de las miles de forma que hay de hacerlas, cada quien n le dará su toque personal, pero hay pasos que no se podrán saltar y deberán hacer sin falta.

Ingredientes para la torta casera

Básicamente son harina de trigo leudante, azúcar, margarina sin sal, huevos, leche, polvo para hornear, esencia de vainilla, o ralladura de limón, las cantidades a emplear dependerán del tamaño de la torta o el número de personas que estarán presentes.

Forma de preparación

  • Batir primero la mantequilla con la azúcar hasta que esta quede compactada y no se sienta la azúcar ni se vea grumosa, luego ir agregando los huevos uno por uno, e ir batiendo a su vez, hasta encontrar el punto ideal.
  • La batidora eléctrica de mango rotador será de gran utilidad en este momento de la preparación, luego ir vertiendo la harina, y para lograr una buena consistencia emplear la leche al mismo turno sin renunciar de batir, y al final aplicar polvo para hornear, vainilla o ralladura de limón, al gusto.
  • No olvide llenar de mantequilla todo el molde en el cual pondrá la torta a hornear.
  • Con el horno pre calentado dejar cocinar en el mismo por media hora o un poco más dependiendo de la contextura de la torta, modo de prueba para saber si esta lista colocar un palillo o espagueti en el medio si sale seco esta lista.

La preparación de la torta casera traerá felicidad a la casa, y aun sin un motivo especial que celebrar, se podrá compartir en la mesa con la familia y amistades, bien sea como un ameno refrigerio o un exclusivo gusto.

Debido a que no tiene horario ni fecha ni es necesario un motivo para degustarla, algunos niños podrán llevar un pedazo a la escuela, para compartir con sus compañeros, y los de mayor edad a la oficina.

Para concluir, no se olvide de estar pendiente de no cometer errores normales que harán, que la torta no levante, que se cocine solo por la orilla y no por el centro, que se queme o se pasme según se conoce en este ámbito gastronómico.