Cómo hacer un formateo a una computadora

El formateo es un proceso en el cual se prepara un disco duro para utilizarse posteriormente. Asociado a la eliminación de datos, y también y a la preparación para un uso específico de un software.

La eliminación de datos suele ser definitiva y en muy pocas ocasiones o con programas muy específicos y complicados de usar suelen recuperarse, por esto al acudir a este procedimiento se debe tener sumo cuidado.

Generalmente se puede llevar a cabo con casi cualquier sistema operativo, igualmente existen softwares alternos o aplicaciones que puedan realizar este procedimiento.

El avance de los equipos electrónicos como Smartphone, tablets, consolas de videojuego y memorias externas posee un sistema propio para realizar un formateo, sin la necesidad de softwares de terceros para su realización.

Razones para formatear una computadora

Lo más común para realizar este procedimiento es cuando existes un problema con el disco duro del equipo, ya sea que la pérdida de memoria, espacios “fantasmas” utilizados ingresos de malware o spyware.

También se puede acudir a él si se planea vender el equipo, posterior a realzar un respaldo se procede a formatear para eliminar configuración y memoria utilizadas, igualmente archivos multimedia y de información.

Al momento de instalar un nuevo Sistema Operativo se suele formatear el equipo, hoy en día no ocurre muy a menudo, sin embargo, ciertos softwares realzan este procedimiento. Con Microsoft, por ejemplo, dejo de ocurrir con Windows 10.

Si se desea crear una división o “partición”, de la memoria del equipo, en la cual cada parte de la misma tendrá un fin y función distinta a las demás, por ejemplo, destinando parte a multimedia y otra a memoria chace y actualizaciones.

Pasos para formatear una computadora

Al formatear completamente la computadora, esta perderá también el sistema operativo, y será necesario reinstalarlo. Esto se puede hacer con una memoria USB booteada o utilizando un disco original Windows o Linux.

Otros programas como Windows USB/DVD Download Tool. Permiten mantener el instalador listo para el reinicio del equipo posterior al formateo, una opción más cómoda y viable para novatos de la informática.

Si es posible, realizar una copia de seguridad de los archivos existentes ya que durante el formateo estos podrían perderse de forma permanente.

Se pueden realizar en un disco duro externo, en un servicio en la nube o dividido den discos compactos de alta memoria, la selección del usuario será de acuerdo a su comodidad y necesidad de respaldo.

Se debe guardar también la información completa del equipo, los drivers y conexiones utilizadas para la reprogramación del equipo. Muchos Sistemas Operativos no llegan a instalarlos por sí mismo y ocasiona ciertas fallas.

Una vez realizada la copia de seguridad, drivers, configuraciones y archivos se puede proceder al formateo.

Un truco muy conocido es comenzar a eliminar todos los programas instalados, de esta manera el proceso de formateo será mucho más rápido y sencillo para el equipo al tener menos archivos que procesar.

Se procede a reiniciar el equipo. Durante el inicio del mismo se pulsan repetidas veces la tecla F8, en otros equipos suele variar que tecla usar, con esto se ingresara al menú del equipo.

Se debe seleccionar solo símbolo del sistema que lleva al DOS, una pantalla negra, y debajo de ella un símbolo C:> donde se debe escribir format c: y seguidamente se presiona enter, se confirma la acción nuevamente y comienza el formateo.

De mantener el USB booteado conectado al equipo, usando la interfaz de preparación de reinstalación o dejar el DVD del Sistema Operativo a instalar en el CPU, la instalación debería comenzar automáticamente.

Deja un comentario